El título juvenil viaja a Bizkaia

La última de las finalísimas fue la más intensa. La más emocionante y, también hay que decirlo, la más igualada. El Combinado de Bizkaia se impuso al AVV Centro Histórico en un encuentro resuelto gracias a un solitario gol de Jon y al descomunal despliegue físico de los rojillos, que tuvieron que emplearse a fondo para repetir el éxito de los cadetes.


La segunda mitad fue preciosa. El Combinado de Bizkaia, conformado por jugadores de Liga Nacional y División de Honor de Euskadi, defendió con uñas y dientes el 0-1 definitivo, una renta que conservó gracias a las excelentes intervenciones de Iker. Con todo perdido, el Centro Histórico de Javi López, que ya ganó el título en 2014 con la Peña Écija Balompié, arriesgó y puso cerco a la meta visitante, una estrategia que originó que tuviera que dejar espacios a la contra que bien pudo aprovechar su rival.


El conjunto vasco releva en el cuadro de honor a E. Sport Intermediation, que a su vez había tomado el testigo de Benacazón, campeón en 2015.