El papel de los voluntarios o cómo cuidar hasta el último detalle

Los focos de Sur Cup 2017 se apagaron en la Ciudad Deportiva Luis del Sol con la entrega del trofeo de campeón de la modalidad juvenil al Combinado de Bizkaia. Los conjuntos recogieron los bártulos y pusieron a cero el cuentakilómetros después de una nueva edición, la cuarta, del mejor torneo del Sur de España.
El pedigrí del evento ha crecido de forma notoria gracias, en cierta forma, a la labor de los voluntarios. El carismático Francisco García Muñoz, Pacono en el universo del fútbol provincial, ha sido el encargado de velar por el funcionamiento de un equipo de trabajo que han integrado 30 personas y cuya labor han elogiado los diferentes equipos que han participado.


García Muñoz ha puesto en orden un equipo de voluntarios que han operado en las sedes de UD Loreto, Primero de Mayo de San Juan de Aznalfarache, Santiponce, Bormujos, Diablos Rojos, Torreblanca e Hytasa y que han estado a las órdenes de los diferentes responsables de sede: David Hachero, Manuel Ferrusola, Emilio Acuña, Santiago Martín, José Luis García, Mariola Contreras y Manuel Rivero.
El agradecimiento de los participantes ha sido extensivo e, incluso, la expedición de la UE Sant Celoni de Cataluña regaló a dos de sus responsables de sede una camiseta de la entidad firmada por su primera plantilla femenina. Todo un detalle que invita a ponerse en marcha para que nada falle en Sur Cup 2018. Ellos ya están preparados. ¿Te apuntas?